THREAT OF GENOCIDE OF INDIGENOUS COMMUNITIES IN CAUCA, COLOMBIA

August 16, 2008 at 3:40 pm 1 comment

URGENT ACTION

En español más abajo, después del comunicado en inglés

THREAT OF GENOCIDE OF INDIGENOUS COMMUNITIES IN CAUCA, COLOMBIA

The Regional Indigenous Council of Cauca department, South-West Colombia (CRIC), publicly denounces the threat which arrived to the North of Cauca section on 11th August by email, announcing the genocide of Colombia’s indigenous populations, and perversely inferring the government’s strategy to destabalize the unity of indigenous, afro-Colombian and campesino (poor farmer) communities in the department.

It is no secret that President Alvaro Uribe Velez has declared war on indigenous communities which have decided to demand their rights. A determining moment came in March 2008, during a speech in Popayan, the capital of the Cauca department, when Uribe offered to reward those who helped to break the unity of the indigenous community [by informing on the leaders of the ‘liberation of the madre tierra’ process, in which indigenous populations are reclaiming ancestral land to which they are entitled by the 1991 political constitution]. Added to this, institutional spokesperson have consistently reiterated the message that the indigenous population benefts from state guarantees to the detriment of the rights of other sectors of society. One example was the purchase of the Villa Carola farm by the Ministry of the Interior in order to award it to displaced people, when the farm had been promised to the Kononuko indigenous community since the 1980’s.

The text, which covers itself by claiming to be from an anti-indigenous campesino group, reproduces the same discourse used by the national government with the aim of blaming the indigenous population for the failure of land policies and the lack of agrarian reform in Colombia [text below in Spanish original].

It refers to the CRIC as ringleaders and guerrillas, and states that from this day forward (11th August) they will be found dead and disappeared, states its wish that the cities of Popayan, Cali and Bogota are free of indigenous people and that they will not allow the indigenous population to pass 1 million in Colombia [there are 1.4 million according to the 2005 census].

Clearly showing the paramilitary essence of the threat, the authors say that they have the indigenous population surrounded by intelligence members of their group, and have prepared teams and logistics support. The call for a process of military occupation and extermination against CRIC members and the paece indigenous population of Cauca. To justify this they refer to comments by the commander of the Third Brigade of the Colombian Army, in which he alleged links between the 6th front of the FARC and officials from the administration of Toribio municipality.

Later in the document, to try and hide their paramilitary identity, they again identify themselves as anti-indigenous campesinos.

It is alarming that the communication defends institutions using a tone of terrorist threat, expressing hate for Cauca’s indigenous population using institutional phrases, showing that the nazi paramilitary armies haven’t been relinquished by the President of the Republic nor by the organisms of state control.

The majority of the arguments used to discredit the indigenous population are the same ones which have been generated by political sectors in recent years, driving racial discrimination and the war against indigenous communities, and opposing any agrarian reform.

Claiming to speak on behalf of non-indigenous rural sectors but in reality defending inequality, plundering and displacement of indigenous, campesino and afro-Colombian communities from their territories, similar arguments were used by landowners in the north of Cauca depàrtment days before the Nilo massacre in December 1991. According to the confessions of paramilitary Hernando Villa Zapata, this massacre was planned in the La Emperatiz farm. Current government viceminister Maria Isabel Nieto says that this farm cannot be handed over to victims as it wouldn’t be administrated suitably, placing the victims rights to truth, justice and reparation far below those of big business.

We call on social organizations, democratic sectors, human rights organisms and the international community to denounce this threatened genocide which has already started over the last few years. We call on the national government to respond according to it’s constitutional obligations and international human and peoples’ rights agreements.

CONSEJERÍA MAYOR
CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA -CRIC-

Popayán, agosto 12 de 2008

RECOMMENDED ACTION: Colombia Solidarity Campaign adds:

Please write to the Colombian state, pressing for immediate action. Cite the CRIC and urge the authorities to protect the indigenous communities in Cuaca from paramilitary attacks.

Address your message to President Alvaro Uribe Velez and send it to the nearest Colombian Embassy, in the UK to mail@colombianembassy.co.uk .

Send a copy of your message to CRIC Email: comunicacionescric@gmail.com

ACCIÓN URGENTE

AMENAZA DE GENOCIDIO A PUEBLOS INDÍGENAS DEL CAUCA Y COLOMBIA

El Consejo Regional Indígena del Cauca alerta frente a la amenaza que llegó, vía correo electrónico a la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca, en la noche del 11 de agosto, anunciando el genocidio de las poblaciones indígenas de Colombia y concluyendo, de forma perversa, con el enunciado de la estrategia que viene haciendo el gobierno nacional para desestabilizar la unidad de las poblaciones campesinas, afros e indígenas de este departamento.

Para nadie es un secreto que desde la presidencia de la república se ha declarado la guerra a los pueblos indígenas que decidan reclamar sus derechos. Un momento determinante fue el consejo comunitario realizado en la ciudad de Popayán en el mes de marzo del 2008, donde Uribe dio la orden de pagar recompensas para romper la unidad de las comunidades indígenas. Unido a ello de forma continua los voceros institucionales se han preocupado por entregar mensajes indicando que los indígenas son beneficiarios de las garantías del Estado en detrimento de los derechos de los demás sectores de la sociedad. Un ejemplo fue la compra de la finca Villa Carola realizada por el ministerio del interior para entregarla a los desplazados, cuando dicho predio ha estado comprometido desde la década de los ochenta para los indígenas Kokonuko de Poblazón.

El texto, que se encubre en la identidad campesina, reproduce el discurso que el gobierno nacional ha venido promulgando desde las voces institucionales, con el objetivo de responsabilizar a los indígenas del fracaso de la política de tierras y de ser los causantes de la ausencia de una reforma agraria en Colombia.

Plantea que los indígenas paeces e integrante del CRIC, a quienes señala de cabecillas y guerrilleros, serán encontrados muertos y desaparecidos a partir del día de hoy, y que quieren a Popayán, Cali y Bogotá libre de indios ya que, según ellos, en Colombia no sobrepasamos el número de un millón.

Descubriendo claramente su esencia paramilitar, los autores del panfleto, informan que los indígenas se encuentran rodeados de miembros de inteligencia de dicho grupo, el cual cuenta con logística  y equipos preparados. Llaman a un proceso de ocupación militar y exterminio contra los integrantes del CRIC y los paeces del Cauca. Para justificar ello se basan en acusaciones como la del comandante de la tercera brigada del ejército, al cual citan en su señalamiento de nexos de funcionarios de la alcaldía de Toribío y el sexto frente de la guerrilla de las farc.

Mas adelante, para ocultar su esencia paramilitar, vuelven a identificarse como campesinos antiindios, se autodenominan campesinos embejucados de Colombia.

Alarma que un comunicado de defensa a la institucionalidad, en un tono de amenaza terrorista, que argumenta su odio en frases institucionales contra los pueblos indígenas del Cauca y que está acompañado de fotografías que muestran a los ejércitos nazis no haya sido repudiado ya por la presidencia de la República ni por los por los organismo de control del Estado.

La mayoría de los argumentos para descalificar a los indígenas son los mismos que durante los últimos años han venido generando sectores políticos y gremiales que impulsan la discriminación racial y la guerra contra las comunidades indígenas, y que se oponen a cualquier intento de reforma agraria.

Pretextando hablar en nombre de sectores rurales no indígenas, en realidad defienden la inequidad, el despojo y el desplazamiento de indígenas, campesinos y afro colombianos de sus territorios; argumentos como los anteriores fueron usados por los terratenientes del norte del Cauca, días antes de la masacre del Nilo, en diciembre de 1991, la cual fue planeada en  la Finca La Emperatríz según las confesiones del paramilitar Hernando Villa Zapata.  Finca que hoy la viceministra María Isabel Nieto dice que no se puede entregar a las víctimas por estar eficientemente administrada; colocando el derecho a la verdad, justicia y reparación muy por debajo de los intereses del gran capital.

Llamamos a las organizaciones sociales, a los sectores demócratas, a los organismos de derechos humanos y a la comunidad internacional para que este genocidio anunciado, y que se viene perpetrando en los últimos años, sea detenido; y al gobierno nacional a que responda acorde con sus obligaciones constitucionales y los tratados internacionales de derechos humanos y derechos de los pueblos.

CONSEJERÍA MAYOR
CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA -CRIC-

Popayán, agosto 12 de 2008

SIGUE EL TEXTO DE LA AMENAZA
Este texto será publicado en las páginas de la ONIC y el CRIC
Por Culpa de Criminales  paHECES
CAMPESINOS EMBEJUCAOS –

En estos últimos años el CRIC ordena la toma de tierras en distintas partes del Cauca, tierras que a nosotros los Campesinos nos obligan a vender en contra de la voluntad, cuando solo lo que hacemos es producir el pan coger, comida y empleo, este propósito se está dando en medio de las peores amenazas y hostigaciones patrocinadas por los asesores y cabecillas del cric, donde dicen que el territorio es de ellos y que allí no caben ni los mismos indios, campesinos, ni negros, que ese espacio es de los paHECES, cuando entendemos que estas amenazas, amedrentamientos, y hechos de ocupaciones sedan entre los mismos pobres, en medio de las condiciones de pobreza, en una de las zonas más violentas y conflictivas del cauca, como lo es Caldono, Santander, Piendamo, Cajibio, Jámbalo, Totoro.
Zonas donde habitan entre indios, negros, mulatos, mestizos, pero un 99% habitan seres humanos humildes, pobres, excluidos por el sistema estatal y explotados por el gran capital, que hoy se ha tomado esta región del país, nosotros los campesinos embejucaos no solo vivimos de la persecución estatal sino también de la persecución del cric y sus cabildos, que nos ponen en una situación muy difícil de nuestras familias en nuestras propiedades y minifincas con la que hemos sobrevivido siempre.
La persecución del CRIC y cabildos paHECES que no solo permiten trabajar, y vivir, sino que llenan de zozobra, aterrorizan confunden nuestras familias y niños, por que como ellos mismos dicen son terroristas de campesinos, negros, mestizos y mulatos, y hasta entre los mismos indios se persiguen, se acosan, hasta se matan y se roban los alimentos y semovientes a través de sus guardias y cabildos, que no sabemos si son guerrillas, o paramilitares, o delincuentes patrocinados por el CRIC, porque su propósito es desplazar a campesinos y lo más triste es ver que entre ellos mismos no se aceptan, y se amenazan y se han matado, los paHECES creen que el Cauca, Valle, Tolima, Huila y Putumayo es de ellos, eso es lo que hace el CRIC   (Combo de Revoltosos Incitadores de la CXenofia)
Hoy debemos ALZARNOS para detener a los opresores o nos quedamos sin futuro. Señalamos el “problema de fondo” que nos amenaza para anunciar un camino que ya empezamos a recorrer y al que convocamos para que juntos todos caminemos para defendernos del CRIC y paHECES, ellos hablan de liberar la Madre Tierra, la preocupación de los campesinos del Valle, Cauca y Huila es que tenemos que defendernos de las agresiones y xenofobia y hay muchas formas desde la militar por que ya sabemos quiénes son, donde están y que hacen.
Para nosotros los campesinos el panorama en el Cauca, Valle y Huila es realmente desolador, fuera del abandono del estado, la capacidad de organizarnos para atender las necesidades de acceso al servicio de agua, acueducto que también nos mezquinan los Indios y especialmente los paHECES  la respuesta del gobierno nacional ante estas circunstancias debe ser es búsqueda de una solución pública  o clandestina porque no soportamos mas.

En Colombia, creíamos que los indios iban a dar una lucha que alguna vez buscarían algún equilibrio entre los pobladores, en los últimos años se ha quebrado a favor de la imposición del CRIC que según sus actos son iguales a los de las la guerrilla han perdido toda posibilidad de negociar acuerdos humanitarios en condiciones favorables para todos los pobladores del campo y hasta entre los mismos indios, no podemos aceptar ni mantenernos agachados ante las agresiones, ofensivas y políticas mezquinas de los paHECES y que  hoy sufren y enfrentan un agudo y grave descrédito entre la población del Cauca, Colombia y el Mundo

Ya sabemos de sus aliados significativos en la región, aún así, lo más cierto es que las FARC sigan adelante, con su menguada capacidad de iniciativas y con la probable fragmentación entre sus mandos y frentes como el CRIC y paHECES, preparan militarmente en el ejercito a sus jóvenes para entregarlos a las FARC.

“Celebremos la liberación, y no aceptar el régimen del CRIC y paHECES”

Hay que decirlo con claridad: se instaura una dictadura del CRIC-paHECES en el Cauca y Valle del Cauca en Colombia. El CRIC juzga, condena y ordena las ocupaciones, desalojos de campesinos pobres, ignorantes como su misma raza, y hasta entre los mismos indios que a futuro serán nuestros aliados.

No se requiere nada más que su palabra para comenzar este desafío y condenar a sus responsables. No somos culpables que estemos en Colombia, los cargos que hace el CRIC y paHECES de ocupar terratenientes son falsos porque no tenemos cinco mil hectáreas como  lo tiene Uribe Vélez.

Pero no parece importar, porque con su reputación ha reemplazado su ilegitimidad. El aparato del CRIC y Cabildos paHECES, desde hace años, es utilizado como un arma contra el pueblo Caucano, en particular contra los pobres (creados en gran medida desde el mismo) y contra quienes se organizan o denuncian o resisten.

La evidencia y los testimonios, se ocultan por orden de los propios incriminados. Los testigos desaparecen porque son sobornados, se compran, se asesinan. Los altos mandos del CRIC que son Doctores justifican pretensiones de civiles y mienten.

En medio de esto, debemos alzarnos para ver quien resiste más. Si no resistimos, si no nos alzamos si no los detenemos, nos sacaran de estas tierras y del planeta a costa de zozobra, fuerza, hambre y mentiras ordenados por los funcionarios del CRIC, guardias entrenados militarmente para la guerra  de terror y de Cabildos ilegítimos se instala en el poder para convertir la vida en su ganancia y destruir a los demás.

Ellos denuncia la Gravísima Situación de Guerra en el Norte del Cauca pero el terror, amedrentamiento, zozobra, corrupción, holgazanería, delincuencia, prostitución dentro de las mismas oficinas del CRIC, abigeato, quemas y demás daños que comenten contra los campesinos lo ocultan.

Hacen llamados a la opinión Publica URGENTE de ASESINATOS DE COMUNEROS DE TACUEYÒ, FUERTES COMBATES EN “LA COMUNIDAD” RESGUARDO DE TACUEYÓ

HACEMOS UN LLAMADO A LA PRUDENCIA Y AL RESPETO POR LA VIDA DE LA POBLACIÓN CIVIL. Cual llamado, Cual Prudencia, cual Respeto por la VIDA de la población de campesinos pobres del Cauca?

<!–Ahora si vamos a hacer noticia, y también diremos que siendo aproximadamente las 00:00 de esta Noche, recibirán información sobre la muerte de paHECES y cabecillas exguerrilleros del CRIC por campesinos, lo que les será confirmado Telefónicamente a causa de su irrespeto.

<!–No se quejen cuando el CRIC y paHECES, serán encontrados muertos y un significativo número de miembros de ustedes desaparecidos, Sabemos que en Colombia ustedes no sobrepasan el Millón de personas en Colombia.

Queremos de Popayán, Cali y Bogotá Libre de Indios porque allí están la guarida y concentración de los cabecillas.

3 Sus Guaridas se encuentra rodeadas de miembros de inteligencia nuestra y otros paHECES es decir su  propia gente que nos dan información para poder defendernos, tenemos nuestros equipos, logística y equipos preparados.

<!–Así como nos desvelaron ustedes, también tendrán la oportunidad de sentir lo bueno del desvelo, la zozobra y la incertidumbre después de todas estas noches.

<!–5 Cual tejido de Comunicación y Relaciones Externas para la Verdad y la Vida esto, es sinónimo de pa-HECES

Debemos avanzar en un proceso de ocupación militar y exterminio contra las Cabecillas del CRIC y paHECES del Cauca. Porque ellos nos agreden con declaraciones falsas y criminales, lo mismo que tienen infiltración de armados (QUINTIN) son parte de sectas que presionan con iniciativas irrespetuosas orientadas al despojo y entrega de tierras para los cabildos.

No tenemos más alternativa que defender la vida y convocar a la humanidad para que no permita que se extinga nuestra tranquilidad y ganas de vivir, porque también tenemos derechos, derechos no solo lo tienen los indios. También somos patrimonio de vida. Los criminales del despojo, desalojo, amedrentamiento y la muerte son ustedes…el CRIC paHECES que hacen y deshacen, ordenan las acciones de despojo, mienten y matan para acumular, también merecen ser castigados por nuestra justicia, porque también merecemos la vida y nuestra tranquilidad.

Las acusaciones que realizo el comandante de la tercera brigada del ejército nacional, el general Jaime Esguerra a través de un noticiero, el cual dice de manera textual y  “asegura que en documentos que él posee, demostrarían nexos entre los funcionarios de la alcaldía de Toribio y el sexto frente de las FARC”. Cuando el rio suena es porque piedras lleva.

El CRIC y paHECES que reclaman? Por el derecho a la Vida, la dignidad y la convivencia Pacífica cuando al campesinado no nos dejan vivir tranquilos?

Ellos dicen que con Falsas y Graves Acusaciones quieren Exterminar los Procesos de Resistencia, nosotros los campesinos tampoco resistimos los abusos del CRIC y paHECES

-El -1) El gobierno les da plata para que hagan fechorías?  Con sus farsas de procesos comunitarios proyectan solo Planes de envidias, dizque por el camino de la autodeterminación como pueblos para dominar y asustar a los tontos?.

<!–2)El gobierno asigna dineros  para que renten sus comunidades y no las gasten en Popayán  organizando fechorías  justificando el movimiento cívico, realizado diagnósticos, planeando  claras políticas de no convivencia  de corto mediano y largo plazo, de destierro de campesinos y negros,  de esta manera igualmente se distribuye las transferencias de la Nación, en asambleas donde participan gentes y delegados de las veredas del Cauca a comer y emborracharse a costa de los demás indios ignorantes.

<!–3)   Quieren hacer creer a los gobiernos que los funcionarios del CRIC son personas idóneas elegidas mediante asambleas públicas y en caso de cometer faltas son sancionados por asambleas comunitarias de acuerdo usos y costumbres eso es falso porque son unas ratas, que viven solo de ese medio (Alcibíades).

<!–4)El CRIC y los paHECES  hablan de procesos transparentes que la comunidad fiscaliza mediante sus asambleas evaluativas y veedurías comunitarias, y que por eso se ha resaltado el trabajo de este proceso que ha recibido reconocimientos nacionales e internacionales, eso es mentira, porque también vende tierra igual que nosotros los campesinos, y quieren hacer creer por fuera del país que han hecho mucho, con tanta plata que han recibido donde está el desarrollo?.

<!–5)   Que la organización indígena en reiteradas ocasiones se ha manifestado públicamente de no compartir la salida del conflicto por la vía armada y frente a este se ha asumido la posición crítica y constructiva en defensa de la vida mediante mecanismos humanitarios lo cual nos pone en contradicciones con quienes buscan una solución al conflicto por la vía militar. Entonces porque nos persiguen, discriminan y amenazan a nosotros los campesinos pobres?

<!–6)   Los campesinos anti-indios solicitamos a organismos defensores de derechos humanos Nacionales e Internacionales mantener vigilantes ante las sesgadas y mal intencionadas acusaciones del CRIC y paHECES que  desde años atrás vienen perturbando nuestra tranquilidad.

Los  municipios y sus pobladores campesinos del Cauca, Valle, Tolima y Huila han sido afectados por la violencia generada por el conflicto Indígena. Estos hechos violentos que afecta la población civil campesina  generando la muerte a inocentes, desestabilizando la tranquilidad y la convivencia pacífica de los pobladores campesinos y negros. Frente a estos hechos de lesa humanidad contra los campesinos; hacemos un llamado a la solidaridad nacional e internacional, a los organismos de derechos humanos y DIH para que medien, frente a los actores en conflicto y la población civil no siga siendo afectada por los indios.

Campesinos del Cauca (Colombia), denunciamos la privatización por Indígenas de los recursos naturales, «única fuente de supervivencia de los campesinos Pobres»

Colombia no es solo la guerrilla de las FARC, ni el gobierno del presidente Uribe, aunque fuera del país sean las noticias relacionadas con ambos las que más espacio ocupan en los medios de comunicación. Para hablar de la otra realidad y de los otros colombianos, en este caso de los campesinos  del Cauca, Valle, Huila y Tolima

.El CRIC y paHECES  salen a decir por fuera del país que  andan defiendo la autodeterminación de su territorio desde la resistencia pacífica que apuestan por un pacto de los indígenas, campesinos, afrocolombianos y sindicalistas para trabajar una agenda popular que lleve a la consecución de sus objetivos y a resolver los graves problemas de las comunidades indígenas del país que están siendo desposeídas de sus tierras y con ello de su medio de vida. Eso es mentira porque a nosotros nos arrebatan y obligan a vender las tierras.

De ahí que, siendo también, tan graves los problemas estructurales de los campesinos y negros  colombianos,  reivindicamos, por una parte, el derecho a dar a conocer esa otra realidad de nuestro  país y, por otra, la ayuda y la solidaridad del exterior. La presencia de las FARC con ser grave, no es el problema de fondo de Colombia, lo es el hambre y la privatización de los recursos naturales por parte de los Indígenas sea cual fuere, que nos niegan el agua y la tierra, todo esto orientado por exguerrileros y fensuagro.

Nosotros no estamos de acuerdo con la política de la guerrilla ni con los secuestros, no compartimos que se prive a la gente de su libertad, ni que nos perturben nuestra tranquilidad  de nuestros hijos campesinos, también necesitamos comer, beber agua,  pero tampoco queremos que se use eso para tapar el resto de la problemática que hay en Colombia con los campesinos.

En cuanto al tema que manifestamos, aseguramos que las comunidades indígenas están sometiendo a un «plan integral de agresión» y que la privatización de los recursos, tierra, aguas, se ha llevado a cabo para favorecer la entrada al medio rural solo sus intereses etnocentricos  y xenofóbicos,  para apoderarse y explotar los recursos naturales del Huila, Valle y Cauca,  donde precisamente estamos los Campesinos, afros y urbanos pobres que tenemos casas de descansos, que subsistimos de nuestra economía campesina. Por otra parte, acusamos al CRIC y paHECES de estar sembrando el terror y zozobra en nuestras pequeñas  propiedades.

Los desplazamientos no solo lo hace la guerrilla, también los propician los indígenas  y especialmente el CRIC y paHECES que nos obligan a instalarse en las principales ciudades sin trabajo, y que cuando regresamos a las fincas, se encuentran con sus tierras saqueadas, quemadas y dicen que. «ya no somos dueños de la tierras. No entendemos sus políticas.

El CRIC y paHECES y sus Cabildos exigen el autogobierno y proclaman la defensa de la vida y del territorio pero a nosotros no nos respetan, por tanto tendremos que actuar de otra forma para poder vivir.

Pero “sabemos quién más” co-actuan, odian y amedrantan al mismo tiempo que si se hace justicia y se descubre de verdad que en el más alto nivel CRIC están los asesores criminales, entonces se falta al respeto. Nos sentencian a la represión en nombre del respeto, convivencia pacífica, resistencia, igual que el gobierno coinciden en sus intereses.

Hablamos desde  Popayán al pueblo Caucano – Colombiano y al Mundo. Que quede constancia, !NO A LA DICTADURA! ¡NO MAS IMPUNIDAD NI INJUSTICIA PARA BENEFICIO DE CRIMINALES Y LADRONES del CRIC y paHECES

Nosotros, los campesinos, somos gente tranquila, nos asombro cuando los del CRIC y paHECES mataron entre ellos en Silvia, entonces vemos que ni ellos se respetan, no aguantamos mas, y somos enfáticos, la única y verdadera solución es que reformen su sus actos o actuaremos bajo nuestros criterios de Seguridad que lo estamos gestando con financiación propia Es lo único que puede desterrar el terrorismo, que son las peores amenazas de nuestra tranquilidad, en tiempos pasados sin CRIC todo era tranquilo y no habían disgustos..

El senador Piñacue en sus discursos solo habla para ellos, donde dice que los paHECES son el motor que creen en las leyes, hablan de paciencia y fuerza heroica cuando a los pequeños campesinos los tienen aterrorizados, hablando de adversidades y amenazas, la tragedia que dice esta persona la creo el CRIC desde 1991, y ellos mismos dicen estar cansados, se cansan de no hacer nada, sudan de no hacer nada, dicen luchar por el territorio, será todo el cauca, toda Colombia, toda América? Tonto e iluso discurso por que la pretensión de Piñacue, es eliminar a los campesinos, Negros y hasta matarse entre Indios. Aunque en el congreso digan todo lo contrario-

No tenemos más alternativa que manifestarnos por este medio y defender nuestras vidas y convocar a la humanidad para que no permita que se extinga nuestra tranquilidad en nuestras tierras. También somos patrimonio de vida y responsabilidad de todos los campesinos y negros. Los criminales y mezquinos del CRIC crean zozobra que la deben pagar hasta con  la muerte porque, ordenan las acciones de desalojo, mienten y matan para “acumular”, merecen ser castigados por la justicia

CAMPESINOS EMBEJUCAOS  DE COLOMBIA
CEC  NO paHECES

Entry filed under: Communitties of resistance, Indigenous Resistance, Rights, and Survival. Tags: .

The Spanish Socialist party support an outrage against the environment Kichwas y Shuar en contra de la actividad petrolera

1 Comment Add your own

  • 1. redamazon  |  August 16, 2008 at 3:42 pm

    Cara enviada a la embajada de Colombia en el Reino Unido

    A la atención del Sr. Presidente de la República de Colombia, Alvaro Uribe Vélez:

    ASUNTO: No más genocidios silenciosos de los pueblos indígenas de Colombia. Amenaza a los pueblos indígenas de Cauca y Colombia.

    Le escribo para expresarle mi preocupación por la situación de los pueblos indígenas en Colombia. Colombia tiene una de las Constituciones más avanzadas en America Latina respecto a la atención de las necesidades y protección de los territorios ancestrales indígenas. Asimismo el estado Colombiano es signatario de importantes documentos y acuerdos internacionales como la convención 169 de la OIT que garantiza el derecho de los pueblos indígenas a la consulta previa, libre e informada en relación a cualquier actividad económica y administrativa que pueda afectarles. La recientemente aprobada Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, a pesar de que Colombia fue el único representante de América Latina que se abstuvo, ha sido un gran paso adelante en la defensa de los pueblos.
    Sin embargo, la aplicación de estos tratados, normas constitucionales y reglamentos, así como la forma en que se desarrolla la consulta deja mucho que desear en Colombia. La militarización y la violencia están presentes en muchas de las zonas ricas en recursos naturales donde habitan pueblos indígenas , y esto dificulta la libre consulta. Testimonios y pruebas de esta situación han sido expuestos innumerables veces y sería incongruente pensar que usted no es consciente de esta situación. Sin ir mar lejos puede consultar el fallo del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) desarrollado en Colombia bajo el tema “Multinacionales, Recursos Naturales y Guerra Sucia”, en el campo de la minería y el petróleo. Yo personalmente participé en una de las audiencias preliminares que tuvo lugar en Glasgow (Escocia) donde resisdo.
    La situación de violencia contra los pueblos indígenas está escalando en Colombia, alcanzando unos niveles de racismo e intolerancia que son muy peligrosos y que podrían llevar al genocidio de pueblos indigénas que se encuentran en una situación vulnerable. Si bien las carencias en la aplicación de las leyes y reglamento de consulta previa constituyen en mi opinion un “genocidio a medio plazo y silencioso” de los pueblos, la violencia y el racismo de grupos paramilitares que se hacen pasar por campesinos puede llevar a un “genocidio” que quedará impune debido a la falta de acción que hasta ahora han tenido usted y su gobierno para frenar la represión paralimilitar.
    Este es el caso de la amenaza que llegó, vía correo electrónico a la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca, en la noche del 11 de agosto, anunciando la represión de las poblaciones indígenas de Colombia y de CRIC (Consejo Regional Indígena del Cauca). El documento dice textualmente:
    “ …la única y verdadera solución es que reformen sus acto (refiríendose a CRIC entre otros) o actuaremos bajo nuestros criterios de Seguridad que lo estamos gestando con financiación propia….Los criminales y mezquinos del CRIC crean zozobra que la deben pagar hasta con la muerte porque, ordenan las acciones de desalojo, mienten y matan para “acumular”, merecen ser castigados por la justicia”
    Señor presidente, le urjo a que haga un comunicado donde su gobierno se comprometa a dar protección a las comunidades indígenas del Cauca y miembros del CRIC ante esta inminente amenaza, y a la desmilitarización de los territorios indígenas en el país.
    Cada vez más ciudadanos desde todas las partes del mundo tenemos puestos los ojos en Colombia, y en poblaciones vulnerables como los pueblos indígenas, velando porque no se produzcan más etnocidios y genocidios silenciosos, y porque los culpables por negligencia, acción, u omisión no queden impunes.

    En solidaridad, sinceramente

    Teresa Martínez
    Investigadora Social
    Universidad de Strathclyde, UK

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categories

Recent Posts


%d bloggers like this: